Consideraciones para las tareas culturales y sociales de hoy

GUIDO RENI

Por Pablo Porcel.

Consideraciones para las tareas culturales y sociales de hoy

En tanto que los cambios sociales frente al Covid-19 estén basados en el miedo, en el materialismo y en el reduccionismo científico-estadístico; se hace patente que, como resultado de la nueva situación establecida, se intensifican las condiciones que producen la ahrimanización de la cultura (automatización, frialdad, rigidización anímica, apego a la comodidad, miedo al espíritu) y sus consecuencias (falta de juicio moral individual ante las normas, enfermedades crónicas múltiples, pérdida de entendimiento entre los seres humanos).

La influencia (o encarnación) de Ahriman es algo que de todas formas va a ocurrir en nuestro tiempo histórico. Sin embargo, enfrentar sanamente esta tendencia patológica-histórica, requiere de la acción micaélica-solar de cada voluntad humana, para subsanarla y convertirla en algo evolutivo.

Hice un pequeño resumen, que estructuré libremente en tres secciones, A, B y C.

A. Reconocimiento del Enemigo:

Rescato diez puntos de una serie de conferencias dadas por Rudolf Steiner durante 1919, sobre la encarnación de Ahriman; cien años antes de la aparición de este fenómeno del “Covid19”, que desde el polo oriental de Wuhan, surcó el mundo desarrollado, de Este a Occidente, hasta llegar a Norteamérica y Chile, polo occidental del mundo.

Steiner no habla en vano y estos puntos, en su conjunto, son muy claros en mostrar las condiciones de la tendencia ahrimánica que, en el falso nombre de la razón unilateral y del frío intelecto, quiere automatizar, enfriar y privar de libre voluntad a la humanidad.

B. Preparación de la Armadura:

Carta del apóstol San Pablo -que tuvo la prematura visión etérica de Cristo, camino a Damasco- dirigida a los cristianos de Éfeso, la importante ciudad griega de los antiguos misterios: “La armadura de Dios” (Efesios 6:10-18)

C. Ejercicio de la Espada:

Otra carta del apóstol San Pablo, esta vez a los Hebreos, sobre el poder de la palabra inspirada por Dios (Hebreos 4: 12-13). Este símbolo de la palabra como espada, puede encontrarse también en la lectura y estudio del Apocalipsis. Es, de alguna manera, precursora de las “lenguas de fuego” pentecostales, o la capacidad del hablar (y oír) encontrando el espíritu en cada corazón humano.

Pablo Porcel

A. Reconocimiento del enemigo
1. La retención del hombre en la superstición científica (materialismo, reduccionismo,

demostraciones meramente estadísticas).

2. Despertar de todas las emociones que dividen a los hombres en pequeños grupos, grupos que se atacan mutuamente. Los poderes ahrimánicos trabajan, de hecho, dondequiera que surjan disarmonías entre grupos de hombres.

3. Para crear discordias, Ahriman también hace uso de lo que se desarrolla a partir de las antiguas condiciones de herencia que el hombre realmente debe haber superado en la actual quinta época postatlante. Todo lo que proviene de antiguas diferencias de familia, raza, tribu, pueblos, es utilizado por Ahriman para crear confusión.

4. ¿Quién plantea las preguntas que están dirigiendo a la humanidad hoy? La respuesta es: el engaño ahrimánico que actúa en la vida humana. Y en este campo los hombres se dejan engañar muy fácilmente. No están dispuestos a descender a los estratos profundos donde se encuentra la realidad.

5. Si los seres humanos no se dan cuenta de que el Estado de derechos (esfera jurídica) y la esfera civil del espíritu (cultura) deben contraponerse al orden económico convocado por los economistas y los bancos, Ahriman encontrará un instrumento importante para preparar su encarnación. Su encarnación, sin duda, viene, y esta falta de perspicacia le permitiría prepararla triunfalmente.

6. Unilateralidad y materialismo con los evangelios y la biblia: conduce a una alucinación (y no a una verdadera imaginación) de Cristo. La teología moderna se ha vuelto materialista. Las mismas personas que sólo juran por el Evangelio, y rechazan toda clase de real conocimiento espiritual, forman el inicio de una manada para cuando Ahriman aparezca en su forma humana en la civilización moderna. Se desarrollarán como adherentes de Ahriman (aquí Steiner cita además al Cardenal Newman como un hombre iluminado que siguió el desarrollo religioso moderno y declaró: “la enseñanza Católica Cristiana debe sobrevivir, necesita una nueva revelación”)

7. La humanidad debe sobre todo buscar universalidad y coraje para mirar las cosas desde todos los lados (para contrarrestar a Ahriman)

8. Tan pronto como Ahriman encarne en el tiempo destinado en Occidente, toda la cultura quedará impregnada de sus fuerzas. A través de ciertos actos estupendos traería a la humanidad un falso y fácil conocimiento clarividente (el verdadero, sólo puede ser adquirido a fuerza de intenso trabajo y esfuerzo). La humanidad podría vivir como materialista, podría comer y beber, y no habría necesidad de ningún esfuerzo espiritual. Cuando Ahriman encarne en Occidente en el tiempo señalado, establecería una gran escuela de ocultismo para la práctica de artes mágicas de la mayor grandeza, lo que de otro modo sólo puede adquirirse con un esfuerzo extenuante.

Así como los iniciados de la sabiduría primitiva debieron arrancar a Lucifer lo que se ha convertido en la razón humana o el intelecto humano; así también la intuición que se desarrollará en el futuro sobre la realidad interior de las cosas, debe ser arrebatada de las potencias ahrimánicas.

9. Falta de coraje, inconsecuencia y tibieza lógico-pensante: Los eruditos académicos modernos, a menudo tienen el hábito de colocar dos opiniones diametralmente opuestas, sin preocuparse de

resolver la contradicción. Por otra parte, muchas personas están dispuestas a embarcarse en el estudio de la ciencia espiritual, siempre que encuentren una sociedad de tendencias sectarias en las que puedan refugiarse. Pero cuando tienen que enfrentarse al mundo, todo tiende a esfumarse y se convierten en verdaderos filisteos cobardes. Y así se fomenta y acelera el progreso de Ahriman.

10. Es el esfuerzo de los poderes ahrimánicos el reducir la Tierra a un estado de completa rigidización. Su victoria estaría ganada si consiguieran llevar la tierra, el agua y el aire a este estado rígido. Si esto sucediera, la Tierra no podría volver a adquirir el calor que procedió del Antiguo Saturno y que debe ser recuperado en la época del futuro Vulcano (nombres de alusión similar a un “kalpa” previo original, no al saturno actual; y un “kalpa” futuro arquetípico Vulcano; N del Ed). Una tendencia que tiene una gran importancia en esto es la falta de entusiasmo de las almas humanas en la actualidad por la ciencia espiritual. Si esta falta de entusiasmo persistiera, el primer impulso hacia la rigidización de la Tierra emanaría de las almas humanas mismas, de su apatía, de su indolencia y amor a la facilidad (o miedo a perder la comodidad). Si piensan que esta rigidización es el objetivo de los poderes ahrimánicos no se sorprenderán que la compresión, la sensación de que la vida se está convirtiendo en granito, es una de las experiencias que se deben experimentar en la lucha por la sabiduría del futuro. Por lo tanto, hay que subrayar que la sabiduría del futuro sólo puede alcanzarse mediante las privaciones, el trabajo y el dolor; debe lograrse soportando los sufrimientos del cuerpo y del alma por causa de la salvación de la evolución humana.

El principio inquebrantable debe ser nunca dejarse disuadir por el sufrimiento, en la búsqueda de esta sabiduría. En lo que respecta a la vida externa de la humanidad, lo que se necesita es que en el futuro se elimine de la Tierra el peligro de la rigidización congelada que, en principio, se manifestaría en la esfera moral.

Para adoptar la posición correcta frente a la futura encarnación de Ahriman, la gente ha de ser más objetiva cuando se trata de sus propios impulsos, y mucho, mucho más subjetiva en lo que se refiere al mundo exterior, no mediante consideraciones ilusorias, sino poniendo interés, asombro y devoción a los detalles de la vida exterior.

B. Preparación de la Armadura

“La Armadura de Dios” (Efesios 6: 10-20)

Vosotros, que queréis servir al Señor, compenetraos con la fuerza de Su poder.

Revestíos de las armas de Dios, para que podáis resistir a las acechanzas del Diablo.

Porque nuestra lucha no es contra seres terrenales de carne y de sangre,

sino contra Principados: los que dirigen el correr de los tiempos;

contra Potestades: los que forman la existencia terrestre;

contra Dominadores de este mundo tenebroso;

contra los Espíritus del Mal que están en las alturas.

Por eso, tomad la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día en que el Mal alcance su máximo poder y podáis llevar a cabo lo que os ha sido encomendado hasta el final.

¡En pie!, pues, ceñida vuestra cintura con la Verdad y revestidos de la Justicia como coraza;

la Paz os compenetre hasta los pies, formando calzados firmes, para que emane Paz de vosotros en donde piséis la Tierra con el mensaje de los ángeles;

en todo actuar embrazad siempre el escudo de la fuerza de la Fe, para que podáis apagar con él todos los encendidos dardos del Maligno.

Tomad también, como yelmo, la seguridad de la Salvación
y la espada del Espíritu, que es el Verbo de Dios.
Esta armadura os proteja siempre, en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu; hacia esta meta diríjase vuestra fuerza espiritual, velando juntos con perseverancia.

(Traducción original a partir del griego, por el sacerdote Martín de Gans)

C. Ejercicio de la Espada

“Poder de la Palabra inspirada por Dios” (Hebreos 4: 12-13)

Cordialmente;

Pues el Verbo de Dios, pleno de vida y de vigor
y más afilado que toda espada de dos filos compenetra hasta los límites de alma y espíritu
y hasta los huesos y las médulas
y percibe los impulsos y pensamientos del corazón.
Y nada de lo creado queda oculto delante de Él; antes bien, todas las cosas están desnudas y manifiestas ante los ojos de Él del cual habla nuestra palabra.

(Traducción original a partir del griego, por el sacerdote Martín de Gans)

Pablo Porcel

pablodaniel.porcel@protonmail.com

page5image36225600

Bibliografía complementaria:

-La Encarnación de Ahriman. Conferencias pronunciadas por R. Steiner a finales de 1919. -Pentecostés. La acción de Cristo en lo social. S. Prokkofieff.
-El Apocalipsis. Nuevo Testamento, La Biblia.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
Logo Palabra de Rudolf Steiner

Por favor inicie sesión ingresando los siguientes datos

Logo Palabra de Rudolf Steiner

Cuéntanos qué estás buscando hoy