Principios Universales

PRINCIPIOS IMAGEN
Por A.A.A

De los tres Principios Universales: Sabiduría, Poder (Voluntad) y Amor, Dios compartió el primero con Lucifer, el segundo con Ahrimán y mantuvo el tercero para Sí mismo y lo compartió solo con su Hijo, haciéndolo representante del Amor Universal, es decir, del Amor del Padre en la Tierra. 

Rudolf Steiner – GA 143- 17.12.1912. Zurich

Cuando comenzó el período de la Tierra, el hombre no era el único presente. Sintió la inspiración de Seres  Espirituales; de lo contrario no habría podido progresar. Además de los seres humanos  y actuando a través de ellos, hay en la Tierra seres que habían completado su evolución en el período de la Luna . Pero entre estos y el hombre había otros de orden superior al hombre que no la habían terminado. Eran Ángeles en un estado “rezagado”, pero superaban con creces al hombre. Ocupan el grado más bajo en las filas de los espíritus luciféricos y con ellos comienza el reino de los espíritus luciféricos retardatarios. Es fácil hacerse una idea errónea de estos espíritus, preguntarse por qué los regentes del Bien les permitieron el retraso y admitieron el principio luciférico en la humanidad. Otro error sería pensar que se trata de espíritus “malignos”. Ambas ideas son malentendidos porque estos espíritus no son  “malos”, aunque el origen del mal en la naturaleza humana se deba a ellos. Dado que se encuentran a medio camino entre el hombre y el Ángel, son más perfectos que el hombre. En todas las cualidades que los  humanos deben adquirir por sí mismos, estos espíritus han alcanzado un alto nivel  y solo difieren de los Ángeles correctos en que encarnan en cuerpos humanos mientras el hombre evoluciona en la Tierra. Esto se debe a que no consumaron su humanidad en  el período de la Antigua Luna. 

Rudolf Steiner- GA 15- Conferencia II.6.6.1911. Copenhague.

Los seres angelicales propiamente dichos, que son los grandes inspiradores de la humanidad, y a los que los egipcios se referían  como sus maestros, no aparecían en cuerpos humanosSolo podían manifestarse a través de seres humanos. Por otro lado, los seres en una posición intermedia (rezagados) entre hombres y Ángeles aún podían, en tiempos muy tempranos, encarnar en cuerpos humanos. No sólo la gente corriente andaba por la Tierra, sino seres que sólo lo parecían exteriormente.  Especialmente en tiempos antiguos sucedió que los seres pertenecientes a la categoría más baja de las individualidades luciféricas  rezagadas estaban presentes entre los hombres. Y así, al mismo tiempo que los seres angelicales trabajaban en la civilización humana a través del hombre, los seres luciféricos también se encarnaron y fundaron civilizaciones  en varios lugares. Y cuando en las antiguas leyendas populares se relata que en algún lugar vivió un gran hombre que fue el fundador de una civilización, no debemos entender que tal ser luciférico era necesariamente el vehículo del mal, sino más bien que la civilización humana  recibe innumerables bendiciones de él. 

Rudolf Steiner- GA 15- Conferencia II.6.6.1911. Copenhague.

A un niño de una distinguida familia asiática (china) de comienzos del tercer milenio a.C. se le permitió crecer en los recintos donde se oficiaban las ceremonias en los Centros de Misterios. Se le autorizó a tomar parte en las ceremonias, quizá porque los sacerdotes que llevaban a cabo los ritos, recibieron la inspiración que lo permitía. Cuando el ser encarnado en aquel niño había alcanzado la edad de alrededor de 40 años, algo notable sucedió. Ese hombre   comenzó de repente, a captar en sí mismo mediante la facultad del intelecto humano, lo que en dichos centros se había estado conociendo solo por revelación del mundo espiritual. Él fue el primero en hacer uso de los órganos del intelecto humano, aunque todavía en asociación con los Misterios. En este hombre se encarnó un elevado ser espiritual: Lucifer. A partir de esa encarnación  en un ser humano, se convirtió en maestro de su pueblo primero y de la humanidad después. Toda la cultura pagana pre cristiana procede de sus enseñanzas y su influencia dura hasta la Gnosis del siglo IV d. C. 

Rudolf  Steiner- GA 191 – 1.11.1919. Dornach.

La intención de Lucifer era transmitir la sabiduría a la humanidad de tal manera que indujera a las personas a abandonar el camino de la evolución de la Tierra y tomar un camino que conduzca a una esfera   distante de la Tierra. Lucifer quiere abandonar la Tierra a su suerte, ganar a la humanidad para un reino ajeno al reino de Cristo.

Los sabios  que recibieron la sabiduría de manos de Lucifer tenían que comprometerse a no ceder a sus deseos, sino a usar la sabiduría para el bien de la evolución de la Tierra. Eso fue lo que se logró a través de los Misterios precristianos. Si se pregunta qué fue lo que recibió la humanidad a través de estos Misterios (que a través de su influencia todavía inspiraron a ciertas personalidades como los Rishis de la India y enviaron a sus mensajeros a la Tierra), la respuesta es que los seres humanos recibieron los rudimentos de lo que se ha desarrollado en la evolución en las facultades del habla y del pensamiento. Hablar y pensar son, en sus orígenes, luciféricos, pero los sabios de la antigüedad los alejaron del control de Lucifer.  

Rudolf Steiner- GA 191- 1.11.1919 Dornach.

No se debe imaginar que en la época anterior al Suceso Crístico no se tenían pensamientos. Se tenían, pero no se adquirían como en la actualidad. Un tipo similar de actividad era ejercida en relación con las imágenes que reflejaban para ellos una forma espiritual de existencia, pero los pensamientos les llegaban con las imágenes. Eran iluminaciones (seres vivos); habían venido al ser humano junto con las imágenes. Él  se decía al contemplar su pensamiento: “Un ser divino  ha descendido en mí. Yo participo de las ideas que en realidad están pensando otros Seres que son más elevados que el hombre, pero que me inspiran, que viven en mí y envían estos pensamientos”.  

Rudolf Steiner- GA 219 –  23.12.1922 . Dornach.

 Si nos remontamos a civilizaciones muy antiguas, nos encontramos con diferentes condiciones. En los tiempos del Egipto más antiguo una persona clarividente se enfrentaba a un ser del mundo suprasensible, este último tenía, por así decirlo, escrito en la frente quién era. El clarividente no podía confundirlo.

Rudolf Steiner- GA 15 Conferencia II – 6.6.1911. Copenhague

Los que en  tiempos  anteriores al Misterio del Gólgota estaban en la cima de la vida cultural, decían: “ El hombre ya no puede tener pensamientos como los que tenían los sabios de la antigüedad, que a través de sus pensamientos convivían con los Dioses; ahora debe desarrollar juicios puramente humanos”. Pero ahora estos  están en peligro de caer apresados por los poderes ahrimánicos. Los pensamientos que eran revelados al hombre desde arriba estaban en peligro de sucumbir ante los poderes luciféricos; los pensamientos humanos de producción propia, se encuentran en peligro de sucumbir ante los poderes ahrimánicos.

Rudolf Steiner- GA 219 – 23.12.1922 . Dornach.

Así como hubo una encarnación de Lucifer  y una encarnación de Cristo, antes de que haya transcurrido solo una parte del tercer milenio de la era post cristiana (2000-2333) en Occidente habrá una encarnación real de Ahriman en carne y hueso. La humanidad en la Tierra no puede escapar de esta encarnación de Ahriman. Llegará inevitablemente. Pero lo que importa es que la gente encuentre el punto de vista adecuado desde el cual enfrentarse. Una tendencia en la vida moderna que beneficia a Ahriman al preparar su encarnación es todo lo que está relacionada con el nacionalismo. Todo lo que pueda separar a las personas en grupos, todo lo que pueda alejarlos del entendimiento mutuo en todo el mundo y abrir brechas entre ellos, fortalece el impulso de Ahriman

Rudolf Steiner- GA 191- 1.11.1919. Dornach.

Ahrimán es el Señor de las resistencias y todas se dirigen desde el mundo espiritual. Por el abandonarse a la comodidad, las almas se convierten durante cierto tiempo tras la muerte y el nuevo nacimiento, en sus servidores. En general no resulta tan horroroso observar el castigo que perciben por su vida cómoda, como lo es percibir la vida que padecen como consecuencia bajo el yugo de los espíritus de la enfermedad y la muerte. 

Rudolf Steiner- GA 144- 4.2.1913. Berlín.

Una inmensa cantidad de energía intelectual ha fluido hacia estas necesidades; han consumido una gran cantidad de energía humana. Pero, ¿quién se beneficia de estos esfuerzos intelectuales? En la medida en que satisfacen únicamente las necesidades materiales de la humanidad, sirven a Ahriman. Cristo experimentó la tentación de Ahriman. Las almas humanas ciertamente no podrían sobrevivir al impacto de tal experiencia. Para nosotros, la tentación debe diluirse. Pero como consecuencia de esta dilución de la tentación, Ahriman puede decirnos: “Sí, piensa solo con el poder de tu ciencia, con todas esas cosas que puedes descubrir a través de la ciencia aplicada a la tecnología, la industria, etc. Utiliza sólo esas cosas para tu pensamiento y aplícalas únicamente a la experiencia física; eso me va bien. Encaja bien con mis objetivos si no puedes verme. Bien podría despreciar la razón y el conocimiento, los logros supremos de los seres humanos; así que eres absolutamente mío, al menos mientras no me veas. ¡Te inculcaré el impulso de usar la razón y el conocimiento solo para las cosas terrenales!”

Rudolf Steiner- GA 154 – 5.5.1914. Basilea.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest

1 comentario en “Principios Universales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba
Logo Palabra de Rudolf Steiner

Por favor inicie sesión ingresando los siguientes datos

Logo Palabra de Rudolf Steiner

Cuéntanos qué estás buscando hoy