Medicina Veterinaria Antroposófica

girl-g911fcd129_1920
Por Teresa N. Hein
Médica Veterinaria Antroposófica
     La medicina Holística es una nueva concepción, un nuevo paradigma, de considerar la salud, sin estar enfocado en la enfermedad, sino enfocado especialmente en la salud.
     Históricamente el paradigma de salud hegemónico, de la medicina hegemónica, se basa desde el estudio de la enfermedad, el primer paso entonces para saber que significa una medicina holística, es una “medicina que cuida la salud, como estado del ser” y que integra desde ese lugar, todas las medicinas:
     Teniendo en cuenta el cuerpo físico, lo metabólico y el estado del SER.
     Esto significa que nuestra salud no depende solo y exclusivamente de nuestro sistema cuerpo, o de cuerpo mente. o cuerpo mente y emociones, sino también del tejido social en el que estamos, y la relación con la naturaleza, como explicaba – “Mara Bonapersona”, con quien hablábamos del tema, según su mirada medicina holística es volver a considerar cada cosa como medicina, “un abrazo” es medicina, “una planta” es medicina, todo lo que me proporciona sanación es medicina.
     Si vamos ahora a las bases de que es lo que significa “salud” como un equilibrio, tenemos que ir a un cosmos, y podemos ver aquí en la tierra, el planeta que habitamos, como podemos hacer una observación en la naturaleza y allí vemos que continuamente el reino vegetal y animal buscan equilibrar todo el tiempo la salud, vemos una homeostasis continua , en principio la nutrición que brinda salud, todas las plantas y los seres vivos tiene en la naturaleza, los medios de encontrar la salud, y la naturaleza en sí misma, “ sana todo el tiempo”, ejemplo si cortas una rama, el árbol va a tratar, de crecer y repararla, como una herida que pudiese tener cualquier animal silvestre, y que busca su curación, así como si te pinchas un dedo y sangra, y el organismo busca enseguida coagular y reparar, ese sangrado, y restablecer en el menor tiempo posible la sangre y las células que se perdieron en esa herida. Si hay un microorganismo, infectando, el cuerpo se “INFLAMA “, y aumenta su temperatura, (“fiebre”) para eliminar esa noxa, y generar una inmunidad y una memoria, para que esta situación no se repita.
     Solo basta observar la naturaleza para ver esos principios de salud. 
     También la naturaleza nos puede parecer difícil, nadie quiere que el tigre mate al ciervo, o el cocodrilo mate a la cebra, pero el tigre tiene que sobrevivir, y alimentar a sus crías y el cocodrilo también.
     Entonces vamos al ser humano,  en la tierra, y en él, todo el tiempo hay fenómenos de reparación, a nivel del cuerpo físico, ( si aparece una bacteria o una infección, aparece la temperatura aumentada, la fiebre, el calor y el rubor, y el cuerpo busca, recuperar su equilibrio en salud, generar una memoria inmunológica, para que esto no se repita, a ese nivel  y hay una búsqueda continua, de un equilibrio mental y emocional, y cada experiencia vivida, es un aprendizaje, para llegar a un equilibrio, y ahí se interpone también la salud social, para ese equilibrio, o sea el ámbito social que rodea a ese ser y que va ayudar a su salud, a sanar, por medio del abrazo y la contención, o en un aspecto social más difícil, , que puede llevarlo a dificultar esa sanación, e inclusive retrasarla.
     En lo que a mi ámbito concierne con la medicina veterinaria, en especial a la medicina Antroposófica y otras medicinas complementarias con las que trabajo en la clínica diaria, busco todo el tiempo sostener la salud, brindarle los medios al pacientes, para que se re encuentren con su naturaleza, con su “ser” perro, o su” ser” gato, y en principio, al igual que en el ser humano, buscar a través de la alimentación ese equilibrio, ya que los nutrientes naturales tienen esa capacidad sanadora y de dar los medios necesarios para equilibrar la salud.
     Sumando a esto los paseos y la conexión con la naturaleza que ayuda a esto.
     Por ejemplo, obviamente es mucho as fácil equilibrar un gato que está en la naturaleza, en un jardín o espacio abierto, quizás con un árbol donde treparse, que un gato que está encerrado en un departamento, sedentario, sin actividad física, sin poder jugar, atrapar, cazar o conectarse con su naturaleza, así como el humano cuando se encuentra en la naturaleza sana, los animales también, un caballo estabulado, puede sufrir más stress, y tener cólicos, que un caballo en una pradera libre pastoreando.
     Ahora vamos a hacer la diferenciación de animales domésticos y salvajes, estos últimos están en la naturaleza y se rigen por sus leyes e instinto de sobrevivencia, tienen sus capacidades de sanación, y equilibrio , entre la vida y la muerte y están conectados con la tierra todo el tiempo para recuperarse de un estrés, o riesgo de muerte, no tanto para la sobrevivencia de ese ser, sino sobre todo sobre la supervivencia de la especia, ellos se manejan con un alma grupal que los lleva en forma instintiva a buscar el equilibrio natural y la salud de la especie.
     Los animales domésticos, en cambio, estuvieron siempre con el humano desde un origen y son grandes maestros y sanadores del SER HUMANO, no hubiese sido posible la evolución del humano en la tierra sin los animales domésticos, (conquistas, migraciones) y éstos siguen siendo utilizados en la nutrición, acompañamiento y deportes, con lo cual el ser humano a fines evolutivos está muy en deuda con el Reino Animal.
     Nosotros médicos veterinarios, tenemos una doble función, una mirada hacia dos lugares. Debemos proteger la salud humana y cuidar de las enfermedades zoonóticas, (que se transmiten de los animales al hombre), y además  somos quienes tenemos que proteger la salud de los animales , y darles la mejor calidad de vida, aunque sean animales de producción, tenemos que estar muy conscientes de poder hacer esa devolución al REINO ANIMAL que tanto a entregado al hombre, y actuar desde la ética para conseguirlo.
     Ahora en los animales de compañía, el animal está afectado en lo nutricional por el humano responsable y a ese nivel tenemos que saber todos a esta altura, que un ser de la naturaleza, no está preparado para comer un ultraprocesados, su aparato digestivo no puede con ellos,  si bien son altamente resistentes, tarde o temprano sus mecanismos fisiológicos van a fallar, en la medida, que no reciban nutrientes naturales, como correspondería según su naturaleza.
    En segundo término, tener en cuenta, lo anímico del responsable o cuidador, lo que el propietario está transitando, en ese período de su vida muchas veces, sucede que afecta y desequilibra la salud del perro, o del gato, quien en un principio intenta “tomar”, eso y limpiarlo, (como un felino cuando te duele la cabeza, se acuesta al lado de tu almohada, y ronronea, hace un intercambio energético, “limpiando” por así decirlo ese bloqueo circulatorio o inflamatorio que te afecta, es como un reiki, un cambio energético, que el animal transmuta hacia el cosmos).
     El tema es que, si el gato o el perro tienen una alimentación natural, pueden sostener y liberar ese bloqueo, pero si están alimentados con conservadores, químicos, glifosatos y metales pesados, (de los piensos) no pueden renovar la energía, que queda bloqueada, en su cuerpo físico, y nos les permite hacer una homeostasis de su sistema metabólico, y se complica su salud.
     También muchas veces por la edad, ya no pueden transmutar esas situaciones, y esto también afecta la salud.
     Entonces, desde la medicina Antroposófica, buscamos los medicamentos naturales necesarios, y las medidas higienicosantarias, para descomprimir ese bloqueo y lograr la salud. 
     Desgraciadamente, muchas veces, y en estos tiempos donde la pandemia asusta a muchos responsables de mascotas, que no encuentran los recursos para estabilizarse, y porque además la vida misma nos lleva a determinadas situaciones para evolución del Alma humana, entonces muchas veces hay que aunar recursos, para lograr la homeostasis.
     La medicina antroposófica, integrativa y funcional ayuda a estabilizar la salud por medio de medicamentos naturales y medidas salutogénicas, que sean reconocidos por el organismo y les recupere la memoria de cómo era la funcionalidad natural, como era su fisiología normal, que le permita volver a recuperar su salud.
     También miramos desde la medicina antroposófica, el entorno, la naturaleza o el encierro en un departamento, sin posibilidad de manifestarse como un “ser gato”, por ejemplo.
     También se tiene en cuenta, sobre todo en alteraciones anímicas, que está transitando el propietario en ese momento de su vida y como afecta esto al paciente,
     Por ejemplo, una mujer entre 30, 35 años que quiere quedar embarazada, y no lo logra, su perrita seguramente puede tener embarazos psicológicos, alteraciones en su equilibrio, de progesterona, e inclusive producir leche.
     También acá se ve que la situación que vivencia el propietario a través de la enfermedad de la mascota es un camino evolutivo, que muchas veces le permite tomar conciencia para un crecimiento espiritual, ya que al tomar conciencia el SER HUMANO, puede trabajarlo desde otro lugar y cambiarlo.
     También tenemos otras medicinas complementarias como la osteopatía:
     La acupuntura y medicina china, que tiene la mirada como en muchas medicinas, de la energía. A través de ver cómo están distribuidos en el organismo, los cuatro elementos, Tierra, Agua, Fuego y Aire. Cabe aclarar que para nosotros aquí es una medicina complementaria, pero si vamos a China es una medicina convencional que se usa a diario, y seguramente al entrar al consultorio, salís con una alimentación adecuada, y alguna aguja puesta.
     Si vas a Japón, no se consigue ibupirac, a lo sumo con mucho esfuerzo, un ibupirac 100mg.
     En Japón país de gran avance prevalece el conocimiento de la salud, a través de la nutrición, el contacto con la naturaleza, y las agujitas.
     La magnetoterapia, busca, como la digitopuntura, desbloquear los dolores, molestias o substancias tóxicas depositadas en el organismo, a través de la movilización magnética con los imanes, o con la presión como en el caso de la digitopuntura.
     En el caso de la fitoterapia, busca que las plantas de la naturaleza devuelvan a la fisiología la memoria de cómo debería ser, haciendo además aportes de minerales, oligoelementos y otras substancias químicas contenidas en diferentes partes de la planta que van a tener una acción a nivel del desequilibrio funcional que pueda haber.
     La naturaleza siempre tiene todos los elementos para re- equilibrar la salud, y sus propias leyes, en la vida y en el transcurso de las situaciones, que tenemos que equilibrar, tenemos que volver a ella, a su observación, a respetar sus tiempos, para reencontrarnos como seres evolutivos en paz con nosotros mismos entre nuestro pensar, sentir y obrar desde el amor.
Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba
Logo Palabra de Rudolf Steiner

Por favor inicie sesión ingresando los siguientes datos

Logo Palabra de Rudolf Steiner

Cuéntanos qué estás buscando hoy