Mirando al Futuro

earth-g65a62b634_1920
Por AAA

Para comprender la vida del alma humana en la esfera solar, debemos darnos cuenta de que en la Tierra estamos espacialmente aislados dentro de nuestra piel. Miramos al mundo desde lo que está delimitado por nuestra piel. En la esfera solar ocurre lo contrario. Allí, todo  está dentro de nosotros; la Luna está dentro de nosotros ; Mercurio está dentro de nosotros; de hecho, la esfera solar misma está dentro de nosotros. Si quieres conocer tu Ser, mira hacia los Espacios Cósmicos. Si quisieras sondear los Espacios Cósmicos, mira hacia adentro, hacia tu propio Ser.

Rudolf Steiner- GA  239. Conferencia VII – 25.5.1924. Paris.

Actualmente vivimos en la época del Alma Consciente y se impone la necesidad de que la humanidad conozca ciertas verdades. Debemos poner las necesarias verdades ante la humanidad solo cuando la ocasión se presenta. No debemos hacernos ninguna ilusión acerca de la receptividad de la humanidad a las verdades. 

Rudolf Steiner- GA 185- 18.10.1918. Dornach.

En cuanto al mundo espiritual, la humanidad está dormida y seguirá durmiendo durante un tiempo. Para el período transcurrido desde la época de la Atlántida hasta hoy, la declaración del Evangelio de Juan (1,5) es válida: “La luz brilló en las tinieblas y las tinieblas no la comprendieron”. Por esta razón,  también se llamará edad oscura al momento en que el hombre dirige su mirada solo al mundo físicamente material en la condición normal y no ve el mundo espiritual detrás de él.   

Rudolf Steiner- GA 104 –  Conf. XI – 29.6.1908. Nuremberg.

Al intentar alcanzar el conocimiento de los mundos superiores, estos no aparecerán ante nosotros sin que, para ello, pongamos primero a su disposición nuestra propia sustancia anímica. Se ha hecho necesario y es muy importante comunicar actualmente al hombre, ya durante su vida física, algo del saber de esos mundos superiores.

Rudolf Steiner- GA 144 – 3.2.1913. Berlín.

El materialista todavía tiene la oportunidad de retroceder. Sin embargo, es necesario que en la actualidad gane terreno una concepción espiritual del mundo, una concepción que lleve a un pequeño grupo de personas a esta visión espiritual del mundo. En este grupo estarán los que pondrán el primer fundamento del gran vínculo de fraternidad en la sexta época, que seguirá a la nuestra, y por tanto, no muy lejana (su inicio se sitúa en un período que se puede contar en milenios). Estos provocarán la primera división en la humanidad.

Rudolf Steiner- GA 104 –  Conf. XI .  29.6.1908. Nuremberg .

Por la venida a la Tierra de Micael (en el proceso de su devenir como el Espíritu de los Tiempos, a partir de 1879), a través de su inspiración, la humanidad pudo comenzar a comprender gradualmente todo el significado del impulso de Cristo y del Misterio del Gólgota cuyas profundidades sólo se podrán revelar en el siglo XX y siguientes, cuando en lugar de la ciencia se afirme el conocimiento espiritual, el don de Micael.

Rudolf Steiner- GA 152 – 2.5.1913. Londres.

Micael es el sol radiante que permite que la sabiduría esotérica brille en un pequeño grupo de personas. El materialismo está incluido en el plan divino de la creación y tiene un propósito en todo el mundo. Pero ha llegado el momento de que el sol esotérico brille intensamente bajo el mandato y dirección radiante de Micael (1879-2300). Porque las fuerzas oscuras del materialismo están aumentando.

Rudolf Steiner- GA 266- 5.12.1907. Munich.

A la regencia de Micael seguirá una época terrible y oscura que comenzará alrededor del año 2300. Junto con Micael, un dios oscuro ha comenzado su gobierno (el dios Mammon)**). Para el esoterismo no es solo el dios del dinero, es el líder de todo la trama de las fuerzas oscuras. Y sus huestes atacan el cuerpo y el alma de los hombres para corroerlos. Hoy en día se habla mucho sobre las bacterias. En el futuro aumentarán de una manera aterradora y muchos cuerpos humanos se consumirán debido a enfermedades y plagas terribles. La marca del pecado se estampará en el cuerpo de los hombres para ser vista por todos. Otro arcángel (Oriphiel/Uriel) gobernará entonces. Sacudirá a los hombres redirigiéndolos hacia su verdadera vocación a través de terribles suplicios. Para que esto pueda suceder de la manera correcta, un pequeño grupo de personas debe estar preparándose actualmente para difundir la vida esotérica en la época oscura dentro de 400 a 600 años.

*[1] Mammón es la personificación de la avaricia, la riqueza. ” Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o estimará a uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a Mammón”. (Mateo 6, 19-21, 24).  

Rudolf Steiner- GA 266- 5.12.1907. Munich. 

Quien bajo la regencia de Micael siente el impulso de participar en la vida espiritual, es llamado a servir al Arcángel y aprender con Él para que algún día este lo suficientemente maduro como para servir también al terrible Oriphiel/Uriel, (la Ira, el fuego de Dios), de la manera correcta. Se exige un sacrificio a quienes quieren dedicarse a una vida superior. Uno solo debe querer recibir vida espiritual y experimentar un despertar si luego quiere usar esto para ponerse a sí mismo, su voluntad y todo lo que tiene únicamente al servicio de la humanidad.

Rudolf Steiner – GA 266- 5.12.1907. Munich.

Entre cuatro o seis siglos, el pequeño grupo de hombres que se están preparando hoy servirán a Oriphiel para que la humanidad pueda salvarse. Si en esa época los hombres quisieran ser líderes espirituales y no hubieran estado preparados para mantenerse firmes y resistir a las huestes de Mammon, no podrían servir a Oriphiel de la manera correcta, y la humanidad no se librará de su miseria. Debemos trabajar muy seriamente ahora para poder cumplir con nuestras tareas de entonces.

Rudolf Steiner- GA 266- 5.12.1907. Munich.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba
Logo Palabra de Rudolf Steiner

Por favor inicie sesión ingresando los siguientes datos

Logo Palabra de Rudolf Steiner

Cuéntanos qué estás buscando hoy